Verdeclaro.org

Links
Faq sobre la secta Kinam Aviso 2010


Artículos mas vistos
Inicio (5300)


_HISTORIC
All 2009 (1)
  • In Month Julio 2009 (1)


  •    
    Inicio el 03 Jul 2009 15:36:00 por admin

    Permanent link







     

    From: "arturo grau" arturograu@hotmail.com


    Subject: CARTA ABIERTA A LOS PRACTICANTES DE TENSEGRIDAD


    Transcrita con autorización del autor, en Email a un servidor, 15 de sep, 1999




    (Esto está dividido en partes por las limitaciones horarias del hotmail, mi deseo sería que se presentase en bloque, si fuese posible.

    Gracias por vuestro interés. Doy plena autorización a su publicación.

    Libertad y Conocimiento como deber y ley.)




    Carta abierta a los practicantes de Tensegridad,




    I




    Compañeros practicantes:


    Con lo que voy a comunicaros, no pretendo entrar en polémicas personales a través de este medio, máxime cuando me ha sido cedido gentilmente para expresar lo que siento es mi deber dar a conocer. Pero animo a los interesados a comentarlo entre vosotros mismos, a que indaguéis, a que investiguéis, a que tratéis de no fanatizaros, de no absolutizar, de no ceñiros a una sola visión de las cosas como si fuese la verdad total. "Probad con tiento el camino", como decía don Juan, y preguntaos "si tiene corazón".


    Si lo que vais a leer os parece una aberración, un delirio paranoide, y os sentís tentados de restarle mayor atención, os animo a que lo toméis como un desafío de guerrero y prosigáis su lectura hasta el final, para que tengáis un panorama completo de mi exposición.


     


    ¡SED IMPECABLES!


     


    El Buscador Azul


     


    ******************


    Unos amigos y yo estamos interesados en el esoterismo desde hace tiempo, habiendo cultivado la lectura de diversas vertientes. Por esto fue que al tomar contacto con la obra de Carlos Castaneda (Que Haya Alcanzado la Libertad) la aceptamos como verídica, pero por la misma razón no la hemos considerado una Verdad Excluyente, como quienes creen que "Castaneda es la Biblia", sino que tomamos el tema como 'otra visión de las cosas', o más bien 'la visión de otras cosas'.


    Hay postulados que acercan al esoterismo con la TOLTEKAYOTL, por ejemplo en lo referido a la conducta (humildad, etc.), uno desde un punto de vista místico-trascendente y el otro terriblemente práctico. Otros, como ser la estructura del universo y de los seres, constituyen radicales diferencias. Habrá quienes acepten una descripción en detrimento de la otra, y quienes pretendan armonizarlas (¿es el 'cuerpo energético' el cuerpo astral, o quizás el doble etérico?); aunque tal vez ambas sean igualmente válidas, "diferentes visiones desde diferentes posiciones del punto de encaje". Algunos no creemos que doctrinas milenarias sean solamente fantasmagorías, ni compartimos la burla que Castaneda hacía del misticismo (si él sólo conoció farsantes, tanto peor).


    Tampoco compartimos el cacareado "nadie te puede embrujar, nadie te puede hacer nada". Esto constituye por parte del Nawalli ya sea una ignorancia supina o bien una mentira deliberada (¡perdón, "una estrategia de guerrero"!), tendiente a evitar que la gente se ponga morbosa con ese tema, pero que la deja por completo indefensa ante ello si decide aceptar que "nadie puede hacernos nada".


    ¿Y las "trampas para la segunda atención" de las ruinas mexicanas, qué? ¿Y los espectros cazadores de energía que Castaneda enfrentó en el desierto, (pero) EN COMPAñíA DE DON JUAN? ¿Y las viejas brujas de las que tenía que huir como si lo llevase la chingada, como le dijo don Juan? ¿Y el caso del anillo que encontró la Gorda? Esto por sólo poner algunos ejemplos que aparecen en los libros, a los que habría que agregar otro muy importante: los seres inorgánicos de toda clase, que se alimentan de las emociones (el que persiguió a don Juan, evocado por el nawalli Julián), de la conciencia (los Voladores), de la energía o de lo que sea de los seres humanos. El asunto es que siempre tienen algo que aprovechar de nosotros. ¡Leed! ¡Repasad los libros! ¿O haréis caso de la Palabra del Nagual: "No leáis los libros. Sólo practicad Tensegridad y recapitulad"?


    Además de los ejemplos de sus libros, están aquellos esparcidos en la literatura alrededor del mundo, en libros y revistas, documentales televisivos y demás, que demuestran a las claras, salvo a los tercos, que aquello de "nadie te puede hacer nada" ES ABSOLUTAMENTE FALSO.


    Y por desgracia, para mayor confirmación, mis amigos y yo hemos sufrido en diverso grado el influjo de, como quierais llamarlo, psiquismo nefando, magia negra, etc., al cruzarse el camino de uno de nosotros con practicantes de lo que luego se dedujo y descubrió ser la más contundente hechicería vudú, y procurar el resto de nosotros auxiliarlo en esta coyuntura. Investigando, entrevistando, estudiando la literatura especializada, y sufriendo también en carne propia, reunimos un panorama desolador: cambios radicales de personalidad, abandono y disolución de hogares y familias, enfermedades y quebrantamientos de salud de toda índole misteriosos y repentinos (muchos de ellos rechazables con "técnicas" igualmente supersticiosas, y en los casos leves mediante el Intento Inflexible de la Libertad), alteración "inexplicable de los animales" (mayormente a medianoche en punto), muerte más "inexplicable" de la vegetación (incluso ¡la mitad lateral exacta de un árbol!), opresión psicofísica aplastante en el hogar, suicidios preanunciados y un largo etcétera.


    Eso por parte de las víctimas, aunque en este terreno el límite entre víctima y victimario puede hacerse harto borroso e incluso desaparecer. Se ha atestiguado gente que no come ni duerme, trabaja todo el día incluso a la intemperie en condiciones climáticas extremas, bebe grandes cantidades de líquido durante las veinticuatro horas, y, si pertenece formalmente a la jerarquía de la secta vudú con la que está relacionada, posee tatuajes, mayormente en los antebrazos, con la infaltable serpiente. Pero lo más aterrador es que estos síntomas se están presentando en personas no relacionadas directamente con el vudú, y que pueden no saber nada del tema, pero que han sido afectadas por alguien vaya a saberse para qué fines.


    Hemos observado dos grandes categorías principales de afectados, gente que sufre "obsesión" por parte de diferentres clases de seres inorgánicos, seres que los cultores del vudú llaman LOA, sobre los cuales se puede consultar en la literatura existente; lo que no hemos hallado en los libros y sí en la experiencia, es que distintas categorías de estos seres obsesan a gente específica, según su personalidad individual. Así, hay quienes hacen carne y sangre del dicho que ellos mismos expresan: "Hay que vivir, hay que divertirse", personas que transitan una escalada de manifestaciones que gradualmente los llevan al extremo de no dormir, no comer, sexo obsesivo, sadismo, prepotencia, violencia, capacidad de trabajo ininterrumpido y aumento y endurecimiento del volumen muscular, lo cual los dota de un aspecto "cuadrado". Pareciera que el LOA que los obsesa "quisiera disfrutar de la vida terrenal" a través de su víctima, o bien estos actos generan el tipo de energía de la conciencia que la entidad inorgánica necesita como alimento. Confrontadas estas personas en diverso modo, el ser obsesante "se asoma por los ojos", y en ocasiones la mirada que aparece provoca en el otro un pánico instintivo, corporal o como lo llaméis.


    Otra clase de entes muestra una evidente necesidad de la conciencia generada por la devoción y sentimientos concomitantes. Gente que se siente inundada de amor por la humanidad, o que acude piadosamente a las iglesias, personas que muestran las mismas características fisonómicas durante estos estados: palidez, consunción del rostro, ojeras, etc., que les confiere "aspecto de ratón". Tales seres inorgánicos se focalizan en las imágenes religiosas, hacia las que la gente dirige su atención (que también constituye un tipo de energía), en ocasiones produciendo "milagros" para mantener la fe del rebaño en que se ceban. Ni qué hablar de las "Vírgenes" que castigan las promesas incumplidas, o que deshacen el "milagro" si se les hacen ofrendas "que no les corresponden". ¡Punto por punto la conducta de los loa del vudú!


    Los loa 'descienden' sobre sus huéspedes humanos, los "cabalgan", se les aposentan entre la parte superior de los omóplatos, lo cual provoca en esa zona la máxima contractura muscular, y un encorvamiento de la parte superior del cuerpo "como si la persona estuviera colgada de una percha".


    Ved los relatos de quienes se unieron al Movimiento Carismático. Los convencieron de cantar alabanzas a Dios con los brazos en alto (como si de antenas receptoras se tratara), y de inmediato se inflamaron de devoción y ardor "espiritual". ¿Es que el Espíritu "Santo" 'descendió' sobre ellos? Y tened en cuenta que la Renovación Carismática surgió en el Caribe, el epicentro americano del vudú...



    II




    Leed, leed los testimonios de las curaciones milagrosas de los carismáticos, que incluyen a gente que "no supo ser agradecida" (no se unió a las reuniones de oraciones, adoración y cantos devocionales) y murió al poco tiempo.


    Fervor, alegría, pasión, devoción, violencia... Ya lo decía don Juan: "Los seres inorgánicos se alimentan de las emociones de la gente". Y estos seres fomentan esas emociones de las que se alimentan, aunque para afectar a alguien parece ser que deben ser evocados, a "favor" del solicitante o de otras personas, no pudiendo actuar por iniciativa. Así, el individuo se encuentra lleno como de energía eléctrica, energía negativa que lo dota de lo que parecería ser una vitalidad inextenuable, pero que es en realidad la energía ajena del ser inorgánico, en tanto la verdadera vitalidad del individuo va siendo consumida, por sí misma o por el loa, inextricable con la energía de la conciencia. Más tarde o más temprano, la carne consumida se pega a los huesos (pues la materia se halla unida a su molde energético, etérico), los órganos y sistemas se van colapsando, en tanto quizá la persona se sigue sintiendo "muy bien", pues lo que se siente es la energía eléctrica foránea que la mantiene, a despecho de su propia energía vital. El estadio final de esta condición no lo conocemos.


    Brujos vudú invocando a los loa... Brujos tolteka buscando a los aliados...


    Seres inorgánicos... Energía eléctrica...


    Ved lo que se dice en "El arte de ensoñar", capítulo 3, cuando Castaneda confronta a los seres inorgánicos ensoñando despierto:


    "Agarré a la figura que estaba a mi derecha. Sentí una descarga eléctrica de tal fuerza que casi me hizo soltarla".


    "Me aferré a la figura, la cual se enroscaba y se sacudía. No como un animal pesado lo haría sino como algo esponjoso y ligero, pero tremendamente eléctrico". "Recibí sacudida tras sacudida de una corriente eléctrica nauseabunda".


    Don Juan decía que Castaneda era peligrosamente similar a los brujos antiguos. El mismo Castaneda en "La rueda del tiempo" hace la trágica confesión de que está atrapado en el intento de los brujos antiguos. Esos seres morbosos que buscaban alianza con los seres inorgánicos.


    Las cosas que se leen a la luz de estas consideraciones en los reportes de los seminarios [www.nagual.net/ixtlan/notes] son, por decir lo mínimo, inquietantes.


    "He aquí una historia que Taisha contó en Maui, y en el final lloraba". "ése fue el punto en que la voz de Taisha se quebró. Ocurrió que justo pasó cerca de mi asiento y advertí que sus ojos estaban rojos y había lágrimas corriendo por sus mejillas". [(...)notes/0395b.html] ¿Dónde está la tan cacareada sobriedad, que evita tales desbordes emocionales? ¿O dirán que no son desbordes emocionales sino la "pura emoción del brujo", "desatino llantesco controlado" o alguna chorrada por el estilo? (no estoy acusando a Taisha de "embrujada", pero los desbordes emotivos -reírse por cualquier cosa, parlotear nerviosamente sin parar, llorar por canciones- se cuentan entre los síntomas de los afectados por los loa)


    "Florinda Donner es una mujer muy baja que exuda una gran cantidad de energía que tendía a estar en el lado nervioso" [/0395c.html]. Nunca he visto a Florinda Donner pero me han contado sobre ella, su conducta nerviosa y atropellada. ¿Eso es la energía? ¿ése es el beneficio de la brujería, de los pases mágicos: andar a lo loco? Si de verdad fuera energía benéfica, sería armonizante, conferiría paz, relajación. Pero si uno anda como buscapié, es que está imbuído de energía eléctrica a tal grado que no se soporta a sí mismo. "Parecía fiera y un poco agresiva". "Más tarde advertiría más acerca de ella y de mi propia estúpida tendencia a juzgar y asumir". Pues perdonad, pero creo que esta estúpida tendencia nos ayuda a mantenernos vivos en terreno oscuro y resbaladizo.


    Ni qué hablar de la penosa experiencia de escuchar su entrevista radial, sus patéticos 'this-this-this... of-of-of-of' tartamudeantes, y sus respuestas que con el tiempo se vuelven entrecortadas, inconclusas y terminan siendo un batiburrillo de ideas a medio expresar [www.fortunecity.com/olympia/wade/237/florinda.htm].


    Taisha tiene la fuerza suficiente para "mantener el tren en los rieles" pero igualmente se la oye estar como poseída por una energía que no soporta, en unas entrevistas más que otras, y fluctuando según el momento. ¿El esfuerzo de anclarse al aquí y ahora y no salir despedida al infinito? ¿Dónde está el equilibrio, el balance del guerrero? ¿El poder de fijarse en cualquier posición del punto de encaje; la sobriedad, la cohesión, la solidez? ¡Y se trata de su mundo natal!


    "En realidad, los pases se retrotraían a los antiguos brujos y a sus fijaciones, que estaban en el lado mórbido y obsesivo. Cuando uno practica los pases de brujería, entonces, se está enganchando al intento de todos esos brujos antiguos y de los que vinieron después. ¡Una tremenda perspectiva!" [ídem] ¡Ya lo creo!


    "Florinda parecía rebosante de vitalidad. Prácticamente saltaba arriba y abajo" [íd.]. Craso error creer que eso es vitalidad. La vitalidad es armonía, solidez, sobriedad.


    ¿Cómo no deducir una relación directa entre un estado tan "energético" (eléctrico) y las buenas migas que mantienen con los seres inorgánicos, sobre todo Taisha, tal como se puede leer en varios reportes? Y tanta chorrada sobre el afecto, el afecto, el afecto y el afecto.


    "Dos S.I.la han llevado en muchos viajes a su mundo (los dos viviendo en su ático). Los S.I. pueden sentir afecto. Los S.I. no quieren dañarnos. Sólo quieren compartir afecto" [0595f.html]. ¡Oooooh, son taaan desinteresados! Esos S.I. no deben haber leído "El Arte de Ensoñar". "Taisha dueme con ellos cada noche que duerme en su ático, y se abraza con ellos" [íd.].


    "DJ creía que lo único que se podía hacer era permanecer apartados de los seres inorgánicos". "DJ planeaba dar un salto mortal para evitar el mundo de los SI". "CC cree ahora que es mejor tratar con ese mundo; aprender a menejarlo antes de hacer el viaje final". "La interacción del grupo de CC es mucho mayor que en el tiempo de DJ" [/0895e.html]. "La batalla es en ese otro mundo, y entraremos en ese universo nos guste o no, es inevitable. Ellos tienen más conciencia que nosotros, pero nosotros tenemos más energía (...) su conciencia nos puede agarrar" (Conferencia de CC en la librería Phoenix, 28-2-93).


    En [0595f.html] se cuenta que un "bicho con grandes alas" apareció junto a la diapositiva de un Volador, y luego se esfumó misteriosamente. Después Florinda dijo que se trataba "de Globus y Phoebus", los amigos inorgánicos que duermen con Taisha. ¿Tal bicho no sería una libélula, que en número de dos figura en el emblema de Cleargreen?



    III




    Las descripciones del aspecto físico de Castaneda concuerdan con la de numerosos practicantes y también con la de numerosos afectados por los loa que ni siquiera son practicantes, ni de Tensegridad ni de vudú, en puntos muy sintomáticos: la extrema delgadez y la "electricidad nerviosa". Por no hablar de la mirada o la expresión del rostro (no me refiero a Castaneda): "cara de loco", "cara de poseído", "cara de trabajado", "ojos de brujo", "mirada de mago negro", etc. etc.


    "Todos los movimientos de sus manos eran rápidos y enérgicos, anduvo a los saltos durante su conferencia, aporreando la plataforma con sus manos en momentos clave" [/0895f.html]. ¿Os imagináis a don Juan comportándose así?


    "Su ojo izquierdo era inexpresivo y oscuro... Era chaparro, extremadamente delgado" [íd.].


    "un viejo increíblemente frágil... el viejo en el escenario parecía como que pesara 55 kilos en un día bueno... Sus manos eran de anciano, con venas y tendones prominentes. Sus movimientos eran vigorosos, pero no más que los de muchos sesentones que se agotan en el gimnasio al que voy... Castaneda es tan enjuto que su trasero ha desaparecido completamente... habló durante la mayor parte de una hora y media sin apenas hacer pausa para respirar... Un viejo enjuto soltando melosos clichés... Castaneda payaseó en el escenario, riéndose de sus propias ocurrencias y generalmente exagerándolas". "Había una rubiecita enjuta... Florinda Donner Grau... parecía que pesara 38 kilos, asumiendo que tuviera billetes de autobús en los bolsillos". "Taisha Abelar... se parecía a esos empleados vacilantes y frágiles... que parece como si fueran a ser derribados por una brisa fuerte". [/0895j.html]


    Esto es lo que he leído hasta ahora. Gente enjuta y alocada. ¿Dónde están la sobriedad, el balance, el equilibrio entre el cuerpo físico y el energético? "Una horda de brujos esqueléticos". Pareciera que algo les consumiera su energía vital y la reemplazara con energía eléctrica, nerviosa.


    Muchos de mis compañeros practicantes muestran diversos grados de delgadez, incluso están consumidos hasta los huesos, pero sin síntomas de debilidad. ¿Pero qué prueba teníamos de que no estaban así ya antes de comenzar a practicar Tensegridad? Además, todavía no nos hacíamos estos planteos. Y no es que, al parecer, pierdan grasa y adelgacen; ¡no tienen carne! Lo que sí tienen, o les queda después de la práctica, es "ojos de loco".


    ¿Nadie observó esto? ¿Nadie lo preguntó en los seminarios?


    "Habló sobre cómo allá en México la gente se preocupaba de que él estuviese drenándoles la energía para hacerse más fuerte. Dijo que esto realmente no es posible" [0895i.html]. "Un hombre preguntó si es posible robar energía. Florinda dijo que nadie puede sacarle energía a nadie, en México había gente que pnsaba que ellos eran vampiros, Florinda riendo dijo '¿Creéis que queremos vuestros dedos gordos?'" (Instituto Omega, mayo 1995)


    En esta última frase se refiere a la energía de la conciencia. ¿Eludió deliberadamente referirse a la energía vital?


    "La energía no nos la pueden quitar ni dar, sólo se dispersa hacia la periferia; y la Tensegridad la reagrupa" (México enero 1996). Y todo aquello de que "somos unidades selladas en las que no puede entrar ni salir energía". ¿Y entonces qué de esa técnica de absorber energía solar por los ojos (El Segundo Anillo de Poder)? ¿Y esa historia de Taisha subiendo por el Gran Cañón, usando reservorios de energía que había dejado a la noche con su cuerpo energético y tomando la energía de las mulas que cruzaban en sentido contrario? ¿Y el asunto de recuperar y devolver filamentos energéticos con la recapitulación?


    Creo que se está tratando de diferentes tipos de energía (de conciencia, vital).


    Pero no se trata aquí de acusar a los brujos éstos de drenarnos la energía. Más bien, parece que ellos también están siendo drenados.


    Y con el fin del linaje, el Desafiante de la Muerte se queda sin naguales a quienes tomarles la energía. ¿Pero cómo, no era que la energía no se puede dar ni tomar? "O me das tu energía o te denuncio por brujo", le dijo el Desafiante al nagual Sebastián; simpático comienzo de las relaciones.


    Les tomaba energía del "punto de la muerte en el abdomen" y la ponía en "un saco propio" [/0895k.html]. Y ahora que se le acabaron los naguales, ¿qué?


    "...usó el cuerpo enrgético de Carol Tiggs de una manera oscura y portentosa, congruente con las maquinaciones de los brujos antiguos... encontró una vez más su escapatoria. Agarró un viaje con vosotros. Tu destino es el destino de ella {la mujer de la iglesia, el Desafiante} ... si llegas a la libertad, ella también llegará". (El arte de ensoñar, cap. 13)


    ¿Llegó a la libertad? ¿O murió de cáncer de hígado? Igualmente, ¿se cumpliría la aseveración de don Juan?


    Esa "Carol Tiggs de puro intento" (el Desafiante de la Muerte usando el cuerpo energético de ella, ¡que me llevan los diablos!) le habló del amor, y el amor, y el amor, y el afecto y el amor, diciéndole que el Desafiante "es parte de nuestras vidas y nuestro linaje".


    "Sobre el inquilino dijo que los mundos que están actualmente explorando están fuera de las tradiciones del linaje de don Juan (presumiblemente porque son creados por posiciones del punto de encaje con un movimiento diferente que el que usaba don Juan, y más como el que usaba el inquilino)" [/0895g.html].


    ¿Alcanzó la libertad junto con la supuesta libertad conseguida por Castaneda?


    Los practicantes que se hacen atender por Howard Lee, el "médico de cabecera" de Castaneda (ver la dedicatoria de "El fuego interior". Y: "'Su extraordinario dominio de los matices del uso y manejo de la energía lo convierten en el más respetado y admirado practicante del arte de tratar con la energía. Estoy orgulloso de haber sido uno de sus estudiantes'. - Carlos Castaneda" [www.sacredtrust.co.uk/hlbody.htm]), dicen que éste manifestó que le desagrada la forma en que actualmente, con la desaparición de Castaneda, está llevado el asunto de la Tensegridad, el cual se halla ¡en manos del Desafiante de la Muerte!


    Sigue entre nosotros y dirige la Tensegridad. ¿Con qué fin? ¿Nuestra dicha? ¿Nuestra "libertad"? ¿Cuál es su interés?: sobrevivir. Mantener su mundo de ensueño, su mundillo intentado, para escapar de los seres inorgánicos.


    "-¿Qué le pueden hacer?


    "-Darse cuenta de que era un hombre, y capturarla de nuevo, supongo. Creo que les tiene miedo, más de lo que tú crees que sea posible temerle a nada", contestó la "Carol Tiggs de puro intento".


    "...todos los brujos de la antigüedad cayeron, irrevocablemente, presas de los seres inorgánicos. Después de capturarlos, los seres inorgánicos les daban poder para ser los intermediarios entre nuestro mundo y su reino; un reino que la gente conocía como el otro mundo", le informó a Carlos la misma "entidad" (mismo capítulo).


    Eso es lo que se busca y ocurre en el mundo del vudú, y más solapadamente en otras instancias, según se ha relatado. Castaneda siendo como los brujos antiguos. El clan Castaneda tratando alegremente con los seres inorgánicos (síntoma común: la energía eléctrica nerviosa y la delgadez extrema). "Los seres inorgánicos quieren compartir conciencia con nosotros". Un brujo milenario que usa un cuerpo energético ajeno (el cuerpo energético, vital o etérico que menciona el esoterismo se interpenetra con el físico, y si su volumen disminuye, el del físico también), y que ahora dirige la Tensegridad, y no tiene más naguales para consumir, ¡pero podría disponer ahora de millones de personas! (y nos espantábamos del "anciano mago Misquamacus") Energía de menor calidad, pero en mayor cantidad.


    La noticia de lo dicho por Howard Lee empezó a disparar las dudas, temores, conjeturas y alarmas entre mis amigos y yo. Algunos fueron más suspicaces que otros. Unos practicábamos la Tensegridad formalmente, otros no, coincidiendo más o menos con que unos tenían mayor conexión emotiva con el asunto, al ser parte del "tema Castaneda", y otros carecían de ella.


    Las cosas se desencadenaron cuando se presentó la oportunidad de concurrir a un seminario.


    El encuentro con los organizadores ya fue motivo de alarma. Los más perspicaces notaron que "están obsesados, tienen esa risilla en los ojos, ese fulgor dorado de quienen están poseídos por la energía eléctrica, esa energía negativa, al contrario del fulgor plateado que se les nota a los que son calmos y reposados por estar en armonía a causa de la energía positiva". Y el hecho de que la mayoría de ellos fueran enjutos no inspiró precisamente confianza.


    En otras ocasiones, anteriores al seminario, algunos de nosotros volvimos a tener contacto con estas personas, pero ya desde el primer día comenzaron los problemas.


    Empezamos a vernos afectados de diferente manera; unos se fueron enfermando, con distinta velocidad y contundencia (el caso más grave quedó postrado en cama, "como si hubiese recibido una paliza", con delirios febriles en los que "luchaba por cortar ataduras"); otros manifestaron los mismos síntomas que durante los ya mencionados "ataques de magia negra", como ser opresión en el punto V, problemas de garganta, decaimiento, "mente ida", conductas obsesivas, etc., algunos de éstos de virulencia más moderada, "un ataque más sutil". ¿A qué intento nos habíamos conectado sólo por tratar con los organizadores?


    Y al fin llegó el gran día, tanto para los que "sobrevivimos" para ir al seminario como para los que se quedaron convaleciendo.


    Miles Reid parecía ser el que estaba en mejor condición física, mientras que la endeble Darien Donner se hallaba en el otro extremo. Y esa risa en los ojos, que en algunos casi parecía una carcajada histérica. No les noté esto a Nyei ni a Renata (quizá están "en otro plano"), pero en ésta y en Darien creí advertir un brillo verdoso de naturaleza viscosa (en los ojos); fue una impresión fugaz, al pasar.


    Había un montón de practicantes enjutos, de varios países. Algunos eran gordos (quizá era su primer seminario).


    Al final del día, habiendo ya abandonado el lugar, me sentía con deseos de soledad, y transido de un sentimiento indefinible, como una especie de "melancolía del infinito". Me vino la imprecisa idea de que sería el sentimiento de quien vagase eternamente entre las estrellas, y de que si evocaba el intento para ello, me haría un ovillo y lloraría desconsoladamente.


    Telefoneamos a los convalecientes. Se sentían peor que nunca en su vida, y tras pocas palabras más unos se despidieron directamente y otros manifestaron estar experimentando una baja de energía, de igual modo que cuando uno trata con gente "embrujada" que se ha convertido en un vórtice de enrgía negativa que absorbe la de su alrededor. Los que no dijeron nada el momento, lo confirmaron después.


    Segundo día. Había pases por demás "sospechosos", como una de inhalar levantando los brazos (recordad los "brazos en antena de los carismáticos) y exhalar doblándose en dos ("para que el loa te cabalgue", diría el vudú). Así que todo lo que podíamos hacer era utilizar el intento de rechazar toda influencia extraña. Cuando un instructor decía "para que entre otra cosa", metafóricamente me castañeteaban los dientes.


    Un concepto vertido, que luego analizamos (con las más devastadoras conclusiones), fue que al seminario "lo estábamos ensoñando".


    Habiendo terminado el seminario y abandonado el lugar, mis sensaciones de la víspera eran más intensas. Además experimenté un estado de pronunciado debilitamiento que pude ahuyentar bastante con el intento. Mis amigos ya se habían ido, cada uno por su lado. Me pregunté si realmente el inquilino nos habría afectado para su beneficio por medio del seminario. Experimenté entonces la necesidad urgente y espontánea de "cortar" con el lugar y con todo lo que había ocurrido allí, como así también de practicar la serie para ahuyentar a los Voladores, lo cual realicé en un sitio público solitario. Mis miembros tenían una agilidad increíble, mis puños se cerraban con un vigor que nunca antes había tenido. Hubiera podido seguir toda la noche tirando golpes de artes marciales con el intento de atacar toda influencia energética foránea. Noté también que mi atención estaba más focalizada, no dispersa como de costumbre, y mi diálogo interno muy reducido.


    Al día siguiente me encontré con uno de los "pacientes", que comenzaba a recuperarse. Se espantó al verme; dijo que estaba pálido, enjuto, con ojos de loco y cara de mago negro, todo lo cual yo no había notado. Él se halló en posesión de la misma agilidad de miembros que yo, y notamos la drástica pérdida de volumen de nuestras piernas.


    Dijo que, al igual que los "embrujados", yo le drenaba la energía, incluso por teléfono. Que durante el transcurso el seminario experimentó episodios de debilitamiento, que amainaban durante las horas del desarrollo del taller pero que recrudecían en el tiempo intermedio y posterior (dijo sarcásticamente que el Inquilino dejaba de absorber a los concurrentes cuando se interrumpía la práctica y visitaba a los parientes y allegados de los practicantes).


    Otro me contó cosas similares. Lograba recuperarse lo suficiente como para salir a la calle a horas del seminario, y en las interrupciones le acometía una flojera que casi no podía moverse. A la noche había sentido como que un sombra sutil le tomaba suavemente algo de la nuca y se iba. También le había ocurrido que en ciertos momentos se sentía bastante bien; se sentaba o recostaba, y al querer levantarse descubría que no podía, como si toda su energía hubiese desaparecido inadvertidamente.


    Con un tercero ocurrió que soñábamos con las mismas situaciones o las mismas personas durante las mismas noches. También soñaba conmigo en actitudes vampirescas hacia su familia durmiente, o que cambiaba yo de forma o fluctuaba mi presencia con la de gente desconocida. Y "se le aparecía en sueños" un hombre, un dechado de amabilidad, que hacía referencias crípticas sobre el pasado del durmiente, relacionándolas consigo mismo, el cual en su presencia invariablemente se encontraba imposibilitado de moverse y hablar.


    Mis sueños en los dos días posteriores al seminario fueron tremendos, amainando en los días subsiguientes. Antes de dormir preguntaba cuál era la verdad en todo el asunto de la Tensegridad. Los sueños que tenía a lo largo de la noche generalmente estaban relacionados por algún elemento común, variable.


    En uno, iba a consultar a una bruja vudú en compañía de uno de mis amigos. Esa misma noche, ese amigo soñó que me acompañaba a lo de una curandera, experimentando desfasajes en la percepción del tiempo. En otro, yo resbalaba por un túnel, y uno de mis compañeros practicantes trataba desesperadamente de auxiliarme. En otro, un vidente aborigen o mestizo me profetizaba una escena, a la cual yo iba a parar, preguntándome cómo había llegado ahí; una voz solicitaba "locos de camisa de fuerza", y aparecía el mismo compañero del otro sueño junto con más gente, y alguien les disparaba y yo me preocupaba por él. En un sueño intermedio iba yo a la casa de una antropóloga conocida mía. En otro, había un muchacho supuestamente compañero de trabajo, que "estaba loco y había que ponerle camisa de fuerza". Me alejé de él y me encontré con otra antropóloga que conozco, que en el sueño había ido al seminario y yo no.


    Al otro día, soñé que estaba entre muchos practicantes, vestidos con una especie de uniformes de Tensegridad, presos en túneles, agrupados en fosos, y nuestro grupo huía, en tanto nos perseguían bolas de fuego que impactaban siempre contra otros prisioneros, que rondaban con aspecto de zombi, y los desintegraban. Luego los vi avanzando por canales de ácido, en el que sofocaban el fuego que tenían en diversas partes del cuerpo. Nos hallamos en la superficie, y estaba el mismo compañero de los otros dos sueños.


    Al otro día soñé que huía dentro de un apartamento (otra versión del túnel) de una momia que absorbía energía.


    De ahí en adelante, soñé esporádicamente con hechiceros y compañeros de Tensegridad, como así también con Castaneda y textos suyos o de Cleargreen.


    Cuando nos comentamos los sueños, alguien dictaminó contundentemente: esos túneles que veía eran los del mundo inorgánico, o una referencia a ellos o a lo que nos estaba afectando. Incluso llegó a la conclusión de que lo que nos estaban haciendo era arrastrarnos al ensueño para drenarnos ahí, ya que el inquilino no podría afectarnos en la "vida normal", sino saldría a la calle y le tomaría energía a cualquiera; eso explicaría los peculiares estados "oniroides" que experimentaba él en vigilia; y no había ido al seminario. A través de la relación energética entre nosotros, absorbía la energía de "parientes y demás deudos".


    Le comunicamos entonces aquello de que "al seminario lo estamos ensoñando", y casi le da un ataque.



    IV




    Así que a todo esto había ido a parar todo este asunto de la Tensegridad...


    Opiné que había que dar la voz de alarma, tratar con precaución el tema con los practicantes, sin hacer alharacas alarmistas para evitar ser tildados de locos paranoicos, y que nos repitieran como loros: "Nadie te puede hace nada".


    Otro dijo que había que difundir esta información por Internet, que los practicantes alrededor del mundo evaluaran y cotejaran efectos similares o de otra índole.


    Hubo quienes no estuvieron de acuerdo: "Que no, mira que si después nos persiguen". "Ya viste la conducta de los organizadores; que parece que fueran en camino a convertirse en una secta".


    La agilidad de miembros y vigor de puños la perdimos por el mismo tiempo, tanto los que fueron al seminario como los otros, manteniendo cierta debilidad en las piernas. Las otras manifestaciones de conciencia e impulsos de conducta fueron desapareciendo. Practicábamos un poco y los recobrábamos un tanto. Pero merced a las zozobras anímicas y al aturdimiento y desenergetización experimentados por quienes no habían asistido al evento, dejamos de ejecutar Tensegridad, y nos volcamos a otras disciplinas corporales.


    Con respecto a mi "soledad cósmica", no la volví a sentir desde un rato después del fin del seminario, quizá por las distracciones. En /0895k.html (que cito indirectamente porque por el momento no tengo el texto a mi disposición), conferencia de CC sobre el Inquilino, dice aquél que luego de su primer encuentro con el Desafiante quedó imbuído de una "melancolía ajena, devastadora" (o algo así); entonces el ataque casi me dio a mí, al leer eso. "...y sin embargo agradable, amable". Uno de los nuestros cree que el visitante "colmo de amabilidad y suavidad" que se le aparecía en sueños era el inquilino.


    Y entonces, el debate filosófico: ¿Cómo nos drena la energía? ¿Visita directa, como pareció vivenciar el antedicho? ¿Absorción general de los practicantes, extensiva mecánicamente a sus allegados? O quizá, si necesita energía Nagual, la consuma de Carol, ésta de Taisha y Florinda, ellas de los instructores, éstos de los practicantes y éstos de sus deudos; si ello es así, ¿qué grado de responsabilidad o conciencia de sus actos tienen las brujas y los instructores? ¿Es deliberado? ¿O es algo que el inquilino produce automáticamente? Tomar la energía vital y dejar a cambio agilidad de miembros, atención concentrada, reducción de diálogo interno, aumento del sentido de propósito y un cacareado bienestar físico y mental del que nunca me he dado cuenta. Nos quita la comida y a cambio nos da golosinas; son más sabrosas que la comida, aportan energía por ser dulces; pero son sólo golosinas; ¿cuánto tiempo se puede vivir con una dieta así, hasta que el cuerpo colapse por falta de nutrientes?


    Nos mantenemos porque además de estos "juguetes" obtenemos esa eléctrica energía negativa, que tiene su peor expresión en Florinda. Sino vean la histérica respuesta general que dio a las preguntas formuladas por practicantes de México, en el número 2 de la gaceta 'La senda del guerrero'. Entre el demoledor y acerbo ataque, dice: 'La práctica de la Tensegridad les dará la pauta y ustedes mismos se contestarán sus preguntas por medio de un proceso simplísimo que el Viejo Nagual nos explicó pero que nos ha tomado una vida entera en realizarlo: practicar los pases mágicos de los brujos del México antiguo, automáticamente hace descartar las masturbaciones del intelecto. Al final de una práctica asidua les importará un pepino todo lo que se ha dicho acerca de lo "inconcebible", lo "indecible"'.


    ¿Entonces qué se supone, que seamos máquinas de ejecutar pases y recapitular hasta el mágico momento en que paremos el mundo y salgamos disparados al infinito? ¿Gotas inmersas en la atestiguación del mar de la conciencia (sin guía alguna) y cháchara por el estilo? No habléis, no penséis. Parece el más burdo mecanismo sectario.


    Miniconferencia. "Venid, sentaos juntos, así hay más cohesión energética". ¿Para qué? ¿Para quién?


    Participantes de otros semianrios nos han dicho que experimentaban debilitamiento en presencia de las brujas y las chacmoles. Y que incluso las brujas declararon: "Necesitamos vuestra energía para poder partir". ¿Lo queréis más tétrico?


    Y todo este asunto con las brujas que no aparecen más en los seminarios desde hace tiempo. Pero en Ontario '98 apareció una de ellas. ¿Y quién? Oh, sorpresa: nada menos que Carol Tiggs. Pero, ¿sería Carol Tiggs? ¿O sería una "Carol Tiggs de puro intento"?


    Fueron pasando los días y nuestras carnes se engrosaron paulatinamente, en tanto íbamos perdiendo la palidez del rostro. Cuando ya parecíamos estar bastante "recuperados", habiendo lidiado con ataque a la salud de diversa intensidad, sin saber si venían del vudú, la Tensegridad o qué, algunos nos reincorporamos a las prácticas regulares, pero ya si el entusiasmo de otros tiempos, y sí atentos a lo que nos rodeaba.


    Fue de terror.


    Había gente conocida y gente nueva. Los conocidos eran los que peor se veían, enjutos, "cara de malos" (sobre todo las mujeres) unos, "cara de bobos" otros. Una chavala de otrora sonriente rostro redondeado, ahora mostraba una expresión sombría en su enflaquecida cara de rasgos pronunciados. Cuando nos sentamos a recapitular o hacer gazing, unos adoptaban rígidas posiciones y al parecer disposiciones anímicas también, que les daban el aspecto de estatuas de guerreros brujos (pobres de ellos si esto los halaga), en tanto a otros la jeta les colgaba en expresión bobalicona. Parecía que una parte había incorporado el intento de los depredadores y otra el de las presas. Verlos practicar me daba la impresión espontánea de una secta sombría. Todo lo contrario del espectáculo de miles de chinos practicando en sus ciudades al aire libre, como se ve en documentales.


    Cuando volví a mi casa y me miré al espejo, me espanté: en el curso de una hora habían reaparecido la enjutez y palidez de mi rostro...



    IV




    Recientemente hemos impreso textos de Internet, y lo que figura en algunos de ellos confirma nuestra desolación.


    www.cleargreenhispano.com/practice/log.htm: "Los participantes de los seminarios de Barcelona y Buenos Aires nos han proporcionado un claro ejemplo de eso: permitieron que algo que está fuera de los parámetros de nuestra percepción cotidiana tomara forma: la posibilidad de ensoñar juntos". "...los participantes de estos seminarios han entrado en un nuevo tipo de consenso: un consenso de atención. Todo practicante que se conecta con este nuevo tipo de consenso, puede entrar en el estado de ensueño".


    (Y en Barcelona se dijo que el propósito del seminario era 'ensoñar juntos'.)


    Pero lo realmente demoledor se encuentra en www.fortunecity.com/olympia/wade/237/barcelon2.htm. Al imprimirlo pude leer lo siguiente:


    "¿Dónde está el Inquilino?


    "La Desafiante de la Muerte es un ser que siempre ha estado aquí pero que por momentos no está disponible energéticamente. Parece como si este ser fuera un poco temible para nosotros. Está hoy aquí, en esta sala, pero en lo abstracto".


    ¡Qué tremendo bastardo!, exclamé en voz baja (en realidad, fue otra frase), dado que me hallaba entre gente. "Está aquí pero en lo abstracto". "¡Don Juan, qué hermosa metáfora!" "¡Qué metáfora ni qué la chingada! Lo que te digo es muy real". Sí, debe estar ahí "en abstracto", no en cuerpo físico; o en cuerpo físico desde una posición en que ve sin ser visto. Una voz me susurró en la mente: "Para un brujo lo abstracto es lo concreto".


    Al otro día, buscando ese párrafo, leí el resto.


    "Nosotros mismos somos desafiantes de la muerte, pues practicar cada pase es un acto de desafío a la muerte" ¡Qué boniiiiito, nos estamos volviendo como él! Pero sí, absorbedores de energía, ya lo habíamos notado.


    "Tenemos que decir que fue el Desafiante de la Muerte el ser que abrió los pases mágicos a la gente, de otra manera no huebieran sido dados a conocer".


    Casi tuve un ataque de apoplejía. ¡Pero qué maldito bastardo de padre y señor mío! (en realidad fue otra frase) ¡Entonces estuvo detrás de todo desde el mero principio! ¿Qué otra interpretación queda ya aparte de que fue su propia maniobra para asegurarse el sustento eterno? Que siga babeando Castaneda a través de reportajes y conferencias diciendo que lo hizo él por amor a la gente, o para que el conocimiento no muriera, o cosas así. Quizá su motivación fue sincera, pero había otro con motivaciones más "pragmáticas", para utilizar esa jodida palabra.


    "El regalo que hizo a Castaneda fue la posibilidad de dejar la puerta abierta cuando él se fuera". Hasta entonces se decía que el Nagual lo había hecho por su gran amor a la humanidad. "Cualquiera que hace el trabajo, que hace los pases y recapitule su vida, puede pasar a través de esa puerta que el Nagual dejó abierta.


    "Carlos Castaneda y el Desafiante de la Muerte hicieron posible el hecho de poder ensoñar juntos, pero no hay un grupo, hay un ensamble de seres que está disponible energéticamente". ¿Disponibles para quién y para qué?


    "Disponibilidad energética significa total atención al ensueño que tenemos a la mano, la vida diaria.


    "La atención total funciona". ¿Funciona para qué y para quién?


    Vamos al seminario, nos mueven o hacen mover el punto de encaje (ensoñar despiertos) a una posición que nos hace accesibles al Inquilino, y con la atención total (acecho) mantenemos esa posición. Una soberbia maniobra, digna de un Volador.


    Dado que "Nueve días son sólo un segundo para el desafiante de la muerte, pero una eternidad para nosotros." (don Juan hablando de estar en la segunda atención, "El arte de ensoñar", cap. 13), le sobra tiempo para elaborar estragias que para nosotros son a largo plazo.


    Aparte de conectarnos con el intento de los brujos antiguos con todo el asunto de la práctica [algo que siempre mencionan, como si tal cosa] -e incluso mediante los libros, como se manifestó en algunas conferencias; y a cuento de esto, poseemos el testimonio de un veterano practicante de artes afines al vudú, que luego de leer "Las enseñanzas de don Juan" les dijo a algunos de nosotros: "Ahora entiendo por qué os dejáis obsesionar. Ese libro tiene una entidad". Y no quiso explicar más nada-, con el vídeo I nos pone en buena forma física (si estuvo detrás de todo desde el inicio, que haya organizado los vídeos no sería nada), con el II nos pone en buena forma energética, para, con el III, aguantar y conllevar utilidad al movimiento del punto de encaje. ¿Y cómo se pretende moverlo? Con "La Mariposa" y "El ser alado masculino y femenino".


    "Están enseñando una técnica en el taller llamada 'El luchador alado masculino y femenino'. Dijeron que esta técnica es 'propia' (pertenece) al desafiante de la muerte. Es una de las dos que serán enseñadas que vienen de esa fuente". [/0895g.html]


    "Nos enseñaron dos nuevos pases mágicos:


    " Las 'Posiciones de la Mariposa' y 'Empujando el cuerpo derecho a la izquierda y el cuerpo izquierdo a la derecha'". [/0895h.html]


    En los seminarios recientes "ensoñamos juntos", nos hacemos más accesibles al Inquilino, y en el próximo de San Diego "volamos en alas del intento a través de la grieta ente los mundos"... y quizás desaparecemos al igual que esas enteras poblaciones aborígenes del pasado; ¿pasando al vuelo definitivo de la libertad total? ¿O a la bodega del Inquilino? (o quizás 'telaraña') Tal vez físicamente sigamos aquí, pero energéticamente...


    Para completar, he visto hace un rato uno de los videos y he quedado tenso, saltarín, histeroide, los ojos abiertotes, los dientes apretados, y con principio de enflaquecimiento. Mi ánimo queda alocado también luego de leer alguna conferencia de Castaneda.


    Lector, si has llegado hasta aquí y, sabiendo que es el fin de la argumentación, no arrojas esto al bote de desperdicios o lo borras de tu computadora considerándolo absurdas 'masturbaciones mentales egomaníacas' (al decir de Florinda), sino que aunque sea te hace pensar un tanto o te recuerda reflexiones o vivencias que has tenido o de las que has sabido, sólo se me ocurre aconsejarte que te tomes un respiro, pienses en todo ello si así lo deseas y, cuando estés dispuesto, le des una segunda leída, ya que tu perspectiva será diferente a la de haberlo leído una sola vez y creer recordar todo lo dicho y la conexión establecida entre los diferentes puntos.


    Si concedes crédito a mis palabras, sin duda será muy duro oponer esto a quizás treinta años de entusiasmo por Castaneda. Pero recuerda: nuestro entusiasmo no fue por Castaneda, fue por don Juan, y Castaneda no es don Juan, y la Tensegridad no es Castaneda, y Castaneda ya no está; aunque al conocerse ahora el origen de la Tensegridad (un oscuro hechicero de hace siete mil años), da igual que el último Nagual estuviera o no.


    Reflexiona, querido compañero (me pongo emotivo), compañera practicante..


    Compara estas notas con lo que veas en tu entorno de Tensegridad, en tu propio ser. ¿Hay cuerpo enjuto, hay palidez, hay sueños sospechosos, hay allegados enfermos, o gente que se cansa en tu prsencia, o ante quien te debilitas? Recuerda que en un grupo la energía circula, y sobre todo si es de la clase eléctrica, el síntoma de debilitamiento estará ausente. Y ten en cuenta que no estoy estableciendo absolutos, que todos vayan a "sufrir de lo mismo" o en las mismas circunstancias.


    Ten presente que don Juan no era brujo, era HOMBRE DE CONOCIMIENTO. Cultiva el conocimiento, no cierres tu mente en torno a la única vía de la Tensegridad, a "Castaneda dijo" o "Castaneda no dijo". Un brujo no dice cosas porque sean verdad, sino porque persigue un propósito. La visión irreductible del flujo de la energía no tiene por qué ser la verdad última, el desplazamiento del punto de encaje no tiene por qué ser la técnica ultérrima; ello puede ser tan sólo UNA visión del universo, quizá una multivisión, pero UNA al fin y al cabo. ¿Por qué han de ser falsos la reencarnación, la inmortalidad espiritual, los vehículos sutiles y todo ello? ¿Sólo porque los brujos no vean que sea así? Pero tampoco ven que NO SEA ASí.


    Explora otras doctrinas, otras técnicas, aunque sólo sea intelectualmente, para no fijarte, para no fanatizarte. La parte más sombría (los seres inorgánicos) se entrelaza con el tema del vudú, pero la tenebrosa realidad, que hemos tanto deducido como sufrido en carne propia y ajena, por desgracia no se encuentra en ningún libro, que sepamos. "Estoy segura de que hay muchos otros sistemas de conocimiento que expresan... digamos, la terminología, el vocabulario es diferente, pero al final el intento es el mismo" www.fortunecity.com/olympia/wade/237/florinda.htm.


    La compasión es reflejo de la autocompasión, dicen los brujos. Y como me preocupo por mí y por cómo me pueda estar afectando todo esto, también me preocupo por ti y quiero advertirte.


    Si suficientes personas se procupan por esto, por que quizás estemos todos embaucados por el Desafiante de la Muerte y aturdidos por la cháchara brujeril repetitiva, espero que el Espíritu, lo Abstracto, provea a nuestra liberación. Creo que lo único que podemos hacer por nosotros mismos es evocar el Intento Inflexible de la Libertad, que deben ejercer los brujos en el mundo inorgánico. Ese intento inflexible que aleja a los Voladores, y que tal vez nos preserve de las depredaciones del Inquilino. Yo fantaseo con un argumento hollywoodense en que formamos una hueste de guerreros de ensueño que tome por asalto el mundillo del Inquilino y lo ataque sin cuartel, hasta que su energía merme, su escondrijo se colapse y los seres inorgánicos lo encuentren, y, gritando de horror, sea arrastrado con ellos a su mundo, para siempre. Y que entonces don Juan y sus cohortes se liberen, y prosigan su viaje.


    Y a ti, que crees que todo esto son disparates. Que confías "en Castaneda" y crees que acumularás silencio interior, suprimirás el ego, redistribuirás la energía, ampliarás los parámetros de la percepción, acecharás, ensoñarás, llegarás a la totalidad de ti mismo, recpitularás toda tu vida, alcanzarás la libertad total, emprenderás el vuelo abstracto y esquivarás al águila...


    Sinceramente,


    ¡TE DESEO QUE TENGAS RAZóN!


    Back to Main



    Your Site Footer